Bruno Santanera:
“Estrés = tensión = electricidad + magnetismo”
que juntos forman la palabra electromagnetismo.
¡La base de la vida!

Nuestros abuelos utilizaban los términos estar tensos, nerviosos e inquietos. La palabra estrés proviene del verbo latino stringere, que significa tensar, de ahí proviene la variable tensión.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los aliados vinieron a liberar Europa. De acuerdo con los europeos, los miembros aliados utilizaban la palabra estrés para definir la tensión. Esto era debido a que el médico canadiense H. Selye había introducido la palabra estrés en los años 30 para definir a las personas con problemas mentales y físicos.

Las palabras “tensión” y “estar “tenso” ya no se usan con tanta frecuencia en la actualidad. Hablamos de estrés y de estar estresados​para designar todo tipo de molestias. Hay mucha “confusión” con respecto al significado de la palabra estrés, mientras que en la obra original del médico H. Selye se puede leer: “El estrés es tensión”, ¡algo necesario para vivir!

Experiencia práctica desde 1982

Los pacientes llegaron por primera vez a la consulta de Bruno Santanera, muchos de estos pacientes tenían síntomas persistentes como dolores de cabeza, insomnio, dolor muscular, dolores fantasma, hiperventilación, ansiedad, palpitaciones, enfermedades dermatológicas, etc. Siempre les preguntaba si habían ido al médico. El médico a menudo señalaba que se trataba de “estrés” debido a que el paciente estaba demasiado ocupado o demasiado preocupado.

La mayoría de los pacientes recibían recetas de tranquilizantes, analgésicos o pomadas. Inicialmente estaban satisfechos con lo que les había dicho su médico, pero en muchos casos el problema

no se había solucionado, algo que tenía como resultado: “que el paciente debía aprender a vivir con esas molestias”. Por eso iban a la consulta de Bruno Santanera. Les explicaba que el contenido científico y el significado del “estrés es tensión” es un campo electromagnético inestable. Es decir, el exceso de carga positiva (+) o negativa (—) busca una salida a través del sistema nervioso hacia los puntos débiles de nuestro cuerpo, y causa o empeora los síntomas psicológicos y físicos.

Bruno Santanera:
¡Con la “explicación de su teoría e invención” solucionó el equilibrio del estrés electromagnético inestable de estos pacientes!